Saltar al contenido

Miguel Bonilla Asesinó su Esposa

19 de abril de 2022
Miguel Bonilla Asesinó su Esposa

Según la versión, la acusada encontró el arma debajo de su cama mientras ella barría el piso.

Fue sentenciado por la jueza de la Corte Suprema del Bronx, Margaret Clancy.

Bonilla, de 49 años, desafió a los fiscales y al jurado y decidió ir a juicio y finalmente fue declarado culpable.

Si bien nunca se encontró el cuerpo de Álvarez, la mancha de sangre lo vinculó directamente con el asesinato.

Después de apuñalarla en numerosas ocasiones, Bonilla confesó a la policía, que se detuvo, puso música en su teléfono y continuó apuñalándola.

Puso el cuerpo en un armario y después de unos días no pudo soportar el hedor, así que buscó un carrito de compras y una maleta, puso el cuerpo allí y comenzó a caminar por las calles del Bronx.

Dijo a los investigadores que arrojó el cuerpo de Juana en un contenedor de basura, lo que provocó una búsqueda exhaustiva en los principales vertederos desde Nueva York hasta Pensilvania, pero el cuerpo nunca apareció.

Bonilla fue condenado por asesinato en segundo grado, dijo el funcionario en un comunicado del fiscal de distrito del Bronx, Dussell Clark, Y delitos conexos como transporte ilegal, disposición de cadáveres, tenencia de armas, etc.

El dominicano también confesó durante el interrogatorio policial que en varias ocasiones pensó que odiaba a la mujer cuando la asesinaron.

«Aunque su cuerpo nunca fue recuperado, el jurado escuchó los hechos del caso y encontró culpable al acusado», explicó la fiscalía en el comunicado.

“Espero que esta sentencia traiga algo de consuelo a la familia de la víctima”, añade la declaración de la fiscal.

El acusado fue declarado culpable de asesinato en segundo grado después del juicio el 31 de enero de 2022.

Según la investigación, el 9 de agosto de 2016, la víctima, Juana Álvarez, de 52 años, fue reportada como desaparecida y vivía con su entonces novio Miguel Bonilla y su perro.

El 22 de agosto de 2016, el acusado fue detenido por volarse el torniquete de la entrada de un tren en la estación Pensilvania de la calle 32 y Séptima Avenida en Manhattan para no pagar su pasaje del Metro.

Los detectives de homicidios buscaron en un vertedero de basura en un área de la parte norte alta del estado, pero el cuerpo nunca fue localizado.

La familia de la víctima dijo que no conocían bien a Bonilla, pero que Juana no merecía que la asesinara tan brutalmente y luego tirara los restos a la basura.

Con información de: Yosper